miércoles, 2 de enero de 2008

Mercado del Cementerio: La meca de los estrenos navideños

Caracas, Dic 2007. Joaquín Pereira (Primera Hora).- Como si de un peregrinaje se tratara, miles de venezolanos de todos los rincones del territorio nacional viajan a la capital en búsqueda de un insólito cementerio en cuyas afueras se ha establecido el más grande mercado de ropa, calzado y accesorios del país.

Lo primero que hay que aclarar es que lo que se conoce con el nombre genérico de mercado de El Cementerio corresponde a 10 mil pequeños locales, repartidos entre una decena de establecimientos con nombres tan diversos como la Hormiga, la Hormiguita, El Gran Mayor, Marcapop, Merposur, San Jorge, entre otros.

A esto hay que sumarle los más de 4 mil comerciantes informales, en su mayoría revendedores, que ocupan doce cuadras a partir del camposanto general del sur, ubicado al oeste de Caracas.

En estos espacios las ventas son siempre intensas pero estas se duplican en noviembre y diciembre por la costumbre de la población de adquirir el llamado "estreno" para las fiestas de Navidad y Fin de Año: "Si en un día normal las ventas de un puesto de 4 metros cuadrados suman 5 millones de bolívares, durante la temporada navideña pueden ir de 10 a 20 millones de bolívares", según explicó uno de los dueños de estos locales.

El horario regular de atención de la mayoría de establecimientos es de 5 de la mañana a 3 de la tarde, de martes a domingo. En diciembre también abren los lunes.Un chofer de autobús que trae compradores desde Anzoátegui señaló que alquila su unidad por 2 millones de bolívares pero se conoció que hay puestos del mercado que brindan a sus usuarios fijos trasporte gratuitos desde varias ciudades del interior.

Se ha convertido en un negocio tan rentable el mercado del Cementerio que algunos dueños de puestos de tan solo 4 metros cuadrados traspasan sus espacios por un costo de 40 millones de bolívares, llegando incluso algunos en cotizarse en 150 millones de bolívares.

La mitad de los propietarios de estos "metros cuadrados de oro" son de origen colombiano, ecuatoriano, peruano o árabe. De cada 10 productos que se ofrecen en este mercado persa caraqueño 7 van dirigidos a las mujeres (70%), 2 a los niños (20%) y 1 a los hombres (10%).Aunque lo que más se vende es ropa, también hay puestos de calzado, bisutería, perfumes, cachuchas, relojes. Extrañamente escasean los puestos de CD o películas piratas.

También se ofrece mercancía para el hogar, que van desde toallas con el rostro del Ché o el hombre araña por 10 mil bolívares, hasta juego de sábanas a 35 mil, 100% algodón, según asegura – tras jurar por todos sus antepasados- un comerciante árabe que las vende.Pantalones blue jean, 20 mil bolívares; zapatos deportivos, 120 mil bolívares; vestidos de dama, 40 mil bolívares; franelas, 10 mil bolívares; guayaberas, 15 mil bolívares; conjuntos de niños, 12 mil bolívares... Conseguir ropas de tallas grandes y descuentos al comprar al mayor no tiene precio para la multitud de gente que entre codazos, sudor y paciencia recorren los pasillos en busca del estreno navideño.